Reinauguración Hogar Año Santo

28.09.2018 15:19

El lunes 8 de octubre a las 17, Cáritas Buenos Aires reinaugura el Hogar Año Santo de la calle Chacabuco 1345, que fue fundado en 1975 para acoger a hombres en situación de calle. El acontecimiento contará con la presencia del arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, Cardenal Mario Aurelio Poli.

El Hogar que por estos días retorna a los servicios que ofrece Cáritas Buenos Aires se fundó durante el Año Santo establecido por el Papa Pablo VI y fue el primer albergue de tránsito del país, hecho por  Cáritas, para hombres adultos.

Como Iglesia Católica, Cáritas Bs As sabe que Jesús nació sin tener donde hospedarse. Es Dios quien enseña a “partir el pan con el hambriento, y a hospedar en casa a los pobres sin hogar…” (Is 58,7). En estos 43 años de servicio, el equipo de hogares da testimonio, que muchas veces esta tarea se convierte en un regalo, en una celebración; porque como dice la carta a los Hebreos: “No se olviden de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hb 13,2).

En un sucinto resumen de estos años podemos decir que, en sus inicios, la permanencia de los residentes era de aproximadamente un mes, tiempo breve en el cual los hombres que solicitaban sus servicios volvían a insertarse en el mercado laboral y solucionaban su problema habitacional.

Con el transcurrir de los años, y frente a coyunturas económicas y sociales adversas, esa situación fue cambiando y se inició un proceso de franco deterioro en el cual las oportunidades de estos hombres de acceder a un trabajo, que posibilitara una vida autónoma e independiente decayeron y los tiempos de estadía se  fueron prolongando.

Asimismo, el perfil poblacional de los hogares se modificó y aumentó la demanda de hombres que actualmente:

  • están en tratamiento por problemas de adicción, con un estado de salud muy deteriorado por el consumo de drogas u otras sustancias
  • provienen de otros países, a veces sin posibilidades de comunicación oral
  • padecen enfermedades agudas o crónicas sin tratamiento
  • tienen discapacidades que les impiden desenvolverse autónomamente
  • poseen alta hospitalaria pero están imposibilitados de realizar tratamiento de rehabilitación por falta de vivienda

 

Esta realidad  exigió un esfuerzo por articular respuestas novedosas que logren mayor eficiencia y eficacia en el uso de los recursos. En este sentido, Cáritas Buenos Aires se propuso adecuar el servicio, su infraestructura y equipamiento a esta creciente necesidad y decidió la refacción edilicia, ampliación, reequipamiento y mejora de los servicios del Hogar Año Santo, dotándolo de una infraestructura más moderna, acorde tanto a la normativa vigente como a las particularidades de la vida actual, permitiendo brindar prestaciones que se adaptan a estas nuevas demandas.

El Hogar Año Santo contará con 120 vacantes. Se trata de un edificio de aproximadamente 700 metros cuadrados de superficie destinados a favorecer el desarrollo de personas en situación de alta vulnerabilidad. En el hogar, un equipo de profesionales y la comunidad estarán abocados a que cada persona en situación de calle, logre en la medida de sus posibilidades, la reconstrucción de un proyecto de vida propio.